Walwa

Cannabis para uso externo

Durante mucho tiempo el cannabis ha sido un remedio natural para muchos tipos de problemas de la piel y dolores musculares. Se han realizado todo tipo de productos artesanales basados en ungüentos, bálsamos, aceites y cremas que las personas han hecho en base a preparados de cannabis de forma doméstica. El cannabis usado de manera tópica, o lo que se le llama uso externo cuando se aplica directamente sobre la piel, es muy diferente al uso interno, o sea cuando su uso es inhalado, ingerido o por vía sublingual. Estas tres vías de administración de cannabis pueden ser un buen complemento a la vía tópica para muchos tipos de problemas de salud, sin menospreciar al uso externo; que para algunos casos en particular puede ser una vía de administración indispensable como veremos a continuación. 

Características

La primera característica y quizá la más importante para todas aquellas personas que quieren acercarse al cannabis sin miedo de sentir los efectos psicoactivos, es que el cannabis cuando su uso es externo y se aplica de manera tópica sobre la piel, “no coloca”.  El efecto no es sistémico. El THC, CBD, u otros fitocannabinoides contenidos en la crema se absorben directamente en la piel y no acceden al torrente sanguíneo. No tenemos entonces los efectos a nivel cerebral, del sistema nervioso o circulatorio del uso interno. Esto no quiere decir que no haya efecto sino que el efecto es local. La piel frena la absorción y concentra las propiedades terapéuticas en el área donde se aplica. Cuando la piel absorbe el cannabis éste se queda en las primeras capas entrando en contacto con las articulaciones más superficiales como por ejemplo, pueden ser la rodilla, articulaciones de la mano o de la muñeca. Con lo que tiene potencial para llegar a algunas articulaciones del cuerpo mediante la aplicación tópica del y tratar problemas como la artritis o el dolor articular a parte obviamente de problemas de la piel como la dermatitis, el acné o la psoriasis

Tipos de Productos

Aceites 

Los aceites de cannabis ricos en CBD, THC u otros cannabiniodes son ideales para masajes ya que se pueden aplicar en áreas amplias del cuerpo como la espalda o la pierna. gracias a su capacidad de dispersión. Pueden hacerse con aceite de oliva, de coco o almendras y también añadir algún aceite esencial. Cada aceite esencial contiene una serie de terpenos adecuados para un determinado estado de ánimo, lo que te permite adaptar el aceite de cannabis para masajes a las necesidades personales.

Ungüentos o bálsamos

En áreas más pequeñas o situaciones en las que el aceite de cannabis puede resultar incómodo, se pueden utilizar ungüentos o bálsamos. Este tipo de preparados se hacen con los aceites a los que se les añade una cera, normalmente de abeja, para que sean más sólidos. La cera de abeja destaca por su poder de hidratación ya que no es irritante y presenta gran compatibilidad con la piel. Resulta un buen emoliente que contribuye a hidratar y proteger la piel. Además, actúa con gran efectividad como emulsionante para dar consistencia a los cosméticos en los preparados caseros. La concentración de cannabiniodes en el ungüento o bálsamos se reducirá un poco pero al añadir la cera facilitará la absorción en la piel. 

Cremas

A diferencia del ungüento, en el que solo tenemos aceite y cera; con la crema mezclaríamos el aceite con agua. Como sabemos que aceite y agua por sí solos no se mezclan entre sí; entonces para que cuajen se tiene que hacer una emulsión a una cierta temperatura, velocidad y proporción de los ingredientes para poder tener una textura correcta que no sea demasiado oleosa ni demasiado acuosa. 

Los extractos de cannabis son sustancias que disuelven bien en lípidos o grasas, pero tampoco se mezclan bien con el agua. Además, como para hacer la crema; se utiliza el mismo aceite de cannabis de base, para hacer un ungüento bajará un poco la concentración de cannabis; y para hacer la crema, ésta bajará aún más. 

Hay que considerar que los productos existentes en el mercado cosmético o de farmacia, la mayoría suelen estar hechos algunos cannabinoides aislados, que provienen de la planta pero están en forma aislada el CBD, el CBG… y algunos otros sintéticos que son los que se sintetizan en laboratorio copiando los mecanismos de acción; y muy pocos son tipo full spectrum o de amplio espectro que éstos son cuando incluyen más de un cannabiniode. Los aceites full spectrum tienen un mayor potencial terapéutico debido el efecto séquito de la sinergia de los diferentes cannabiniodes, pero presentan algunas dificultades a la hora de trabajar con ellos. 

La primera razón por la reglamentación porque cuando tienen un cannabiniode tienen más facilidad a la hora de ser aceptados. La segunda razón es en cuanto a la estabilidad del producto. Los aceites full spectrum presentan algunas limitación o dificultades a la hora de que la crema cuaje o se conserve en buen estado. En cambio con el cannabinoide aislado en su forma de cristal, puede solubilizar muy bien y tener más facilidades para la formulación. 

Hay que tener en cuenta que la absorción en la piel es limitada. La piel es la barrera hacia lo externo y no tiene tanta permeabilidad. La piel puede absorber un 1% por lo que no hace falta en el uso externo concentraciones de 5%, un 10% o un 15%. Con productos de baja concentración como por ejemplo de hasta un 0,3% ya son efectivos, hasta un 0,5% o un 1% y llegando a un máximo de un 3% por la idea de que mejor que sobre que no que falte. Un exceso de cannabiniodes en la piel nunca va a ser perjudicial pero conseguir un buen equilibrio entre porcentaje y eficacia puede ser la fórmula rentable en los costes de producción del producto.  

Otros productos de uso externo Productos para los labios, parches tipo rodillera que puedan soltar gradualmente los cannabiniodes en la piel, pero no parches transdérmicos que sí es sistémico. Si que hay absorción al torrente sanguíneo y el efecto es en todo el cuerpo. El uso externo no hablamos de transdérmicos. por lo que es sería uso interno.

Propiedades

En el uso externo no tenemos todas las propiedades del cannabis que observamos en el uso interno, como son las que actúan en el sistema inmunológico, en la ansiedad o la relajación mental. No actúa en el sistema nervioso pero como tenemos receptores en la piel por lo tanto sí podemos aprovechar ciertas propiedades. 

Las propiedades analgésicas del cannabis usado de manera externa no cubriría el dolor neuropático o que es un dolor más a nivel de estimulación nerviosa, pero sí proporcionaría efectos analgésicos y antiinflamatorios, ya sea en músculos y articulaciones a través de los receptores locales de la piel; pudiendo tratar afecciones como hinchazón, golpes o moretones.  

Las propiedades antibacterianas y antibióticas del cannabis Algunos cannabiniodes tienen poder antibacteriano específico contra algún tipo de bacteria como puede ser el estafilococo o en el caso problemas labiales, uno de los usos mas frecuentes es por el herpes labial que implica a parte de un mecanismo inflamatorio y cierto dolor, una relación con la respuesta inmunológica. Cierta modulación con el sistema inmunológico. 

El cannabis también tiene propiedades antioxidantes. El CBD es rico en vitamina E y ácido fenólico, ambos poderosos antioxidantes. Se encarga de luchar contra los radicales libres, factores externos que intervienen en el envejecimiento de la piel. Los aceites hidratantes con base de cannabis ayudan a fortalecer la barrera natural de la piel, al estimular la regeneración celular. Diversos estudios han demostrado que el THC y los ácidos grasos que contiene el cannabis fomentan el crecimiento de un cabello sano y fuerte. Gracias a que contiene una gran cantidad de proteínas, el aceite de cannabis ayuda a regenerar, reparar y fortalecer las cutículas dañadas. 

Aplicaciones terapéuticas

Las aplicaciones terapéuticas del cannabis de uso externo pueden ir desde el dolor e inflamación a nivel muscular y articular, hasta completarse o combinarse con un uso interno para tener una mayor potencial terapéutico. Lo que se suele tratar principalmente son problemas de la piel y el cannabis y los fitocannabiniodes son muy efectivos para diferentes problemas dermatológicos.

Dermatitis atópica y psoriasis

Aunque la dermatitis atópica y la psoriasis tengan causas diferentes, estos problemas de la piel causan hinchazón, picor, escozor… se sufren unas roturas en la piel y se necesita regenerar el tejido epitelial. Estos problemas son producidos por un desequilibrio en el mecanismo de defensa y provocan irritación en la piel. El cannabis es muy efectivo para tratar estas patologías debido a sus propiedades aunque en estos trastornos, la piel se reseca mucho, hay una falta de hidratación y es muy fácil que se quiebre. En estos casos se aconseja utilizar la crema por su hidratación. No solo lleva cannabis sin otros ingredientes como aceites esenciales y terpenos. 

Acné

El cannabis como tratamiento del acné se ha estudiado mucho donde se ha comprobado que el CBD es bastante efectivo ya que este problema en la piel es producido por una bacteria específica que el cannabis puede tratar, además de tratar la propia inflamación en la piel producida por el acné gracias a las propiedades aniinflamatorias del THC y sobretodo del CBD. El CBG, en cambio, que para muchas otras patologías puede ser muy útil, en este caso en específico para tratar el acné no se aconseja debido a que estimularía algunos receptores aumentando la producción de sebo. 

Heridas y quemaduras

La piel también puede ser dañada por factores externos. Se pueden producir heridas, rozaduras o quemaduras que en estos casos sí que pueden utilizarse todos los fitocannabiniodes como tratamiento. Se ha observado que además de actuar como antiinflamatorio y analgésico, estimula la regeneración de la piel de una mejor calidad. Cuando se regenera la piel después de una herida o una quemadura, sobretodo en cicatrizaciones; la utilización de cannabiniodes puede permitir que la piel que se forme sea de la misma calidad que la anterior. Mantiene los niveles de elasticidad y de resistencia, evitando que la piel que se cree, sea de peor calidad. 

La piel de los labios es diferente, tiene un sistema regenerativo mucho más rápido. Por eso existen un tipo de productos más específicos como los Lis Balm que son muy útiles para las heridas y quemaduras en los labios que a veces pueden ser más complejas que las del resto de la piel y que también pueden tratar el herpes por sus propiedades antibacterianas.   

Cuando hablamos de formas de uso del cannabis, ya sea sublingual, ingerido, inhalado o uso tópico; cada vía de administración tiene sus ventajas y no se trata de escoger solo una. Se pueden utilizar varias vías y combinarlas. Los aceites por ejemplo pueden utilizarse tanto para uso interno (vía sublingual) como uso externo para aplicarse directamente en la piel. Por ello tienes disponible siempre que lo desees un servicio de consulta gratuita con nuestro equipo médico para que pueda estudiar tu caso y darte la mejor opción para el problema que quieras tratar. Trabajamos con todas las opciones pero el tratamiento para cada persona siempre es individual. 

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada.